Qué es la enfermedad de Crohn, diagnóstico y síntomas

Enfermedad de Crohn
Úlceras en paciente con enfermedad de Crohn

Conocida como una enfermedad inflamatoria crónica del tracto digestivo, la enfermedad de Crohn puede afectar cualquier región del aparato digestivo, desde la boca hasta el ano, generando una inflamación constante en el tejido que componen las paredes del tracto digestivo. Esta afección suele manifestarse en mayor proporción en la región del Íleon y el colon. Afecta más que todos a personas jóvenes y adultas.

La enfermedad de Crohn suele presentarse de manera segmentaria o discontinua en el tracto digestivo, y la sintomatología es intermitente. Suele provocar diversas afecciones como dolores, diarreas, inflamación y fiebre.

Se caracteriza por presentar una inflamación local, y se forman caminos fistulosos que terminan con una fibrosis y estenosis del intestino. La pared del intestino tiende a aumentar de grosor volviéndose estrecha y fibrótica, causando de esta manera obstrucciones intestinales crónicas y seguidas. También hay presencia de fístulas debido a la inflamación de la serosa y el mesenterio.

El nombre proviene del doctor Burrill B. Crohn, quien junto con colaboradores, en 1932 publicó en una importante revista científica el tema de la enfermedad inflamatoria granulomatosa intestinal. Ese mismo año el doctor Crohn presentó públicamente la enfermedad en la reunión de la American Medical Association. Posteriormente debido a los diversos trabajos en donde exponían casos similares de inflamación intestinal granulomatosa, se llegó a un consenso de llamarla “enfermedad de Crohn”.

Incidencia de la enfermedad de Crohn a nivel mundial

Una gran cantidad de personas en el mundo han presentado inflamaciones intestinales. Padecimientos como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn ha afectado mayormente a una gran cantidad de personas en las regiones occidentales.

Suele reportarse en personas entre los 30 y 40 años de edad. En los últimos años se ha observado un aumento de pacientes menores de 11 años de edad que la. En Europa y Estados Unidos el número de pacientes aproximado es de entre 1 a 5 casos por cada 100.000 personas. Se ha reportado que en la adolescencia estos casos suelen aumentar.

En Estados Unidos la incidencia de la enfermedad de Crohn por cada 100.000 habitantes suele ser aproximadamente de 20.2 habitantes. En Europa entre 1 y 12 de 100.000 suelen verse afectados por esta afección. En Asia y oriente medio la cifra es de 1 a 5 personas por cada 100.000 habitantes.

Diversos estudios epidemiológicos han reportado que el alto consumo de tabaco en personas caucásicas aumentan las probabilidades del desarrollo de la enfermedad. También se ha asociado la enfermedad a una mala alimentación y al estrés excesivo en las personas. En cuanto al sexo, no hay diferencias significativas de estas patología entre hombres y mujeres.

En Estados Unidos, las personas afroamericanas tienen más probabilidad que los caucásicos de desarrollar la enfermedad de Crohn en la región del colon y menos probabilidad de padecerla en el íleon.

Sintomatología

La enfermedad de Crohn suele presentarse como una inflamación aguda o crónica del intestino, sin embargo la sintomatología va a depender de la ubicación de esta patología:

Íleocolitis

Si la inflamación se da en el íleon va a existir dolor en la parte inferior derecha, acompañado de diarrea, fiebre, leucocitosis y una tumoración palpable.

El dolor aparece como un cólico que luego de defecar se alivia. Cuando hay fiebre es indicativo de que hay un absceso abdominal, la presencia de tumoraciones pueden causar aumento del tamaño del uréter o inflamación de la vesícula, presentando en la persona disuria y fiebre.

La inflamación grave del íleon puede ocasionar un adelgazamiento de la pared, perforaciones y formar fistulas en la piel la vejiga urinaria o un absceso mesentérico.

Yeyunoileitis

Va acompañado de malabsorción y esteatorrea, debido a que existe una pérdida de la superficie digestiva y absortiva, hay deficiencia nutricionales consecuencia de la pérdida de proteína y nutrientes.

Puede suceder casos de anemia, valores bajos de albúmina así como deficiencia de calcio y magnesio.

Hay deficiencia de vitamina D, bajos niveles de calcio que provocan fracturas en la columna vertebral.

El paciente puede derivar en una mala absorción de la vitamina B12, lo que origina también una anemia megaloblástica y síntomas neurológicos.

Ocurre en bajas concentraciones minerales como el zinc, selenio cobre y magnesio debido a su inflamación extensa.

Colitis y enfermedad perianal

Cuando se ve afectado el colon, los pacientes presentan malestar general, diarrea, dolor abdominal. El dolor se siente cuando la materia fecal pasa por los segmentos inflamados del intestino grueso. En pacientes con enfermedad de Crohn se produce pérdida de elasticidad del recto lo que causa también la diarrea.

Pueden darse fístulas en estómago y en el duodeno que provocan vómitos, acompañados de heces, y si afecta al intestino delgado puede haber malabsorción, por lo tanto un abundante crecimiento bacteriano.

En cuanto a enfermedad perianal, aparecen síntomas de incontinencia, hemorroides grandes, fístulas anorrectales y abscesos perirrectales.

Enfermedad gastroduodenal

Los síntomas son náuseas, vómitos y dolor epigástrico, cuando la enfermedad está muy avanzada puede manifestarse obstrucción crónica del orificio de salida gástrico.

Diagnóstico de la enfermedad de Crohn

Es necesario incluir en el diagnóstico datos biológicos, morfológicos e histológicos del paciente para llegar al diagnóstico definitivo, cuando se sospecha del padecimiento de la enfermedad.

Pruebas de laboratorio

Hemograma y determinación de la proteína C reactiva: es necesario esta prueba en vista del efecto que tiene la enfermedad de Crohn sobre la serie roja, y el aumento de la actividad inflamatoria en los niveles de la proteína C reactiva.

Coprocultivos y determinación de toxina de Clostridium difficile: Algunas infecciones por bacterias en el intestino pueden generar síntomas parecidos a los producidos por la enfermedad de Crohn. También algunas bacterias patógenas aumenta las posibilidades del desarrollo de la enfermedad, de ahí la importancia de realizar los coprocultivos y determinar la presencia de la toxina de Clostridium difficile.

Endoscopias

Colonoscopia con ileoscopia: La realización de un informe endoscópico permiten mostrar los segmentos observados y las lesiones. Hay que tener presente, que al momento de tomar biopsias, debe realizarse un mínimo de dos biopsias de cinco segmentos, que incluirían íleon, colon ascendente, transverso descendente y el recto, tomando en cuenta las áreas afectadas.

Radiologías del intestino: Se emplean las radiologías para conocer el comportamiento de la enfermedad de Crohn, por ejemplo si hay estenosis o presencia de fístulas.

Histología

El estudio histológico de muestras obtenidas por biopsia o por tratamiento quirúrgico es muy importante para ayudar en el diagnóstico de la enfermedad de Crohn.

Tratamiento de la enfermedad de Crohn

Entre el tratamiento utilizado se encuentra el metronidazol, la cirpofloxacina, budesonida, salazopirina. Se aplican algunos esteroides como prednisona para reducir la inflamación, también diversos tratamiento nutricionales.

El tratamiento va a depender del desarrollo de la enfermedad y las complicaciones que se presenten, de ser necesario, en la mayoría de los casos, se precisa una intervención quirúrgica en el paciente.

Referencias bibliográfica

Gassull, M; Gogollón, F; Obrador, A; Hinojosa, J. 2007. Enfermedad inflamatoria intestinal. Tercera edición. Editorial Arán.

Yamamoto, J. 2010. Enfermedades inflamatorias. Aspectos básicos y clínicos. Primera edición. Editorial Alfil, S. A.