La importancia de la salud y el bienestar

La importancia de la salud y el bienestar
La importancia de la salud y el bienestar son bien conocidos por todo el mundo. Pero del mismo modo que sabemos su importancia debemos tener bien presentes cuáles son los elementos, actitudes y conductas que nos pueden conducir a conseguirlas.

Cuando hablamos la importancia de la salud y el bienestar lo primero que nos viene a la cabeza son los elementos físicos, es decir, nuestro cuerpo. Pero para conseguir una integración completa de todos los elementos que componen la salud, debemos tener en cuenta también otros factores. Estos factores a los que estamos haciendo referencia son el mental o psicológico y el social, es decir, el entorno.

La importancia de la salud y el bienestar, elemento físico y otros factores

No parece servir de mucho conseguir bienestar físico si no se consiguen de modo más o menos equitativo los otros dos factores. Es importante que los tres se encuentren en el mayor equilibrio posible para lograr el bienestar integral de la persona.

Para que la estos tres elementos se alineen de forma adecuada, en mayor o menor medida todos somos conocedores de lo que debe hacerse para conseguirlo, pero no está de más dar unas pinceladas para recordarlo, o incluso, ¿por qué no?, aprender cosas nuevas.

La salud física parece la más «evidente», la más conocida y la que todos creemos que tenemos más o menos controlada, con hacer un poco de ejercicio y llevar una dieta medianamente equilibrada. Pero no es así. No basta con comer fruta de vez en cuando y subir unos cuantos peldaños de escaleras. La pirámide alimenticia es importante y es muy interesante conocer la proporción aproximada de grasas, proteínas, hidratos de carbono y demás elementos que debemos consumir para que nuestro cuerpo pueda funcionar de la forma correcta.

Las frutas y verduras, el pescado rico en omega 3 son elementos que no deben faltar en nuestra dieta habitual. Se deben limitar las grasas industriales, las bebidas azucaradas que aportan calorías vacías y en general todo lo que comúnmente conocemos con el nombre de «comida basura». Todo ello no hace sino que acumulemos grasa innecesaria que puede dañar nuestros órganos y poner en peligro nuestra salud física.

Una ingesta adecuada de agua aportará beneficios internos a nuestro cuerpo que se manifestarán también de forma externa en el aspecto de nuestra piel, nuestro cabello…

El ejercicio físico es otro de los pilares fundamentales de la salud física.

Continuando con la salud física, no debemos dejar de lado la higiene y el cuidado personal. Son elementos tan importantes como necesarios para eliminar células muertas de nuestro cuerpo, revitalizar la circulación y proporcionarnos gran sensación de relax que se traducirá en nuestra salud mental.

Importancia mental o psicológica

Esto nos lleva a considerar como otro elemento primordial la salud mental o psicológica. Una de las grandes verdades acerca de la salud es que si te ves mejor, te sientes mejor. Lo que hemos comentado de la salud física, tener un cuerpo tonificado, saludable, flexible y ejercitado van a elevar de modo increíble nuestra autoestima.

Lo anterior quiere decir que nuestra mente va a estar más equilibrada, mejorando nuestro estado de ánimo y, por lo tanto, alejando las malas vibraciones que nos traen las preocupaciones diarias, el estrés de los estudios, del trabajo, y de los problemas cotidianos.

La «basura mental» se va acumulando en nuestro interior del mismo modo que se acumula dentro de una casa y, si no la sacamos de ambos lados, acaba por perjudicar nuestra salud física. Cada persona tiene sus estrategias para sacar esa basura mental y encontrar el equilibrio emocional tan necesario para todos en este mundo vertiginoso que nos rodea. Y, por ende, conseguir comprender la importancia de la salud mental y el bienestar.

La meditación, el yoga, el mindfulness, el ejercicio físico intenso…, cada persona debe encontrar su propio modo de encontrar su equilibrio mental. En general, todas las personas somos tan diferentes como parecidas y lo que funciona en una no tiene porqué funcionar en otra del mismo modo.

De la misma forma que tenemos nuestra hora de desayuno, comida, almuerzo, merienda y cena, debemos reservar un espacio de tiempo cada día para poner en orden nuestros pensamientos, equilibrar nuestra mente, dejarla volar libre de preocupaciones y de problemas para poder equilibrar cuerpo y psique. Solo de este modo podremos entender la importancia de la salud y el bienestar.

La importancia de la salud y el bienestar social

El tercer y último elemento no es el menos importante ni mucho menos. El entorno en el que se desarrolla nuestra vida debe ser adecuado para complementar los otros dos aspectos de nuestra salud.

Las condiciones de nuestra vivienda, que exista una cantidad adecuada de luz natural, ventilación, limpieza e higiene correctas son requisitos muy importantes para que se mantenga intacta la salud física y, tal y como hemos explicado anteriormente, se manifieste del mismo modo en nuestra salud mental.

Los tres elementos en armonía y equilibrio integran a la perfección el bienestar y la importancia que debemos darle para lograr gozar de una salud completa e integral en toda la extensión de la palabra y entender la importancia de la salud y el bienestar.