Diferencias entre virus y bacterias

Diferencias entre virus y bacterias
Los microorganismos son seres biológicos de muy pequeño tamaño, muchos de ellos causantes de enfermedades, algunas pueden ser graves, y otros son aprovechados de forma positiva por el ser humano, como lo son las bacterias beneficiosas. Dentro de los microorganismos que trataremos a continuación en los próximos párrafos, están las bacterias y virus, los cuales tienen diferencias notables en muchos aspectos, siendo incluso motivo de controversia para los científicos. Veamos las principales diferencias entre virus y bacterias.

Una de las diferencias entre virus y bacterias más destacadas y notorias es el hecho de estar vivo o no. Naturalmente se toma por sentado que las bacterias son microorganismos vivos, que poseen su propia maquinaria metabólica y de reproducción, además varias de ellas poseen un sistema de movimiento autónomo o guiado por aspecto externos como sustancias químicas, lo que se conoce con el nombre de quimiotaxis.

Ahora la controversia está en la definición de los virus, ya que para muchos científicos los virus no son seres vivos al carecer de una organización celular y otros aspectos de su estructura interna, además, en algún momento, los virus están en una fase inerte en la que no se evidencia ningún tipo de actividad.

El tamaño, una de las distinguidas diferencias entre virus y bacterias

A pesar de que los dos microorganismos poseen tamaños muy pequeños, por lo que para lograr su visualización es necesaria la utilización de equipos como el microscopio, las diferencias entre virus y bacterias en relación a su tamaño son muy marcadas. A manera general podemos decir que las bacterias son mucho más grandes que los virus, ya que los virus rondan entre 10 nm y 400 nm de diámetro, el más grande, lo que equivale al tamaño de las bacterias más pequeñas. Es por este motivo, que para lograr la visualización de los virus, se necesita un microscopio electrónico, bien sea de transmisión o de barrido, mientras que las bacterias pueden ser observadas a través de un microscopio simple.

Diferencias entre virus y bacterias en su conformación interna y externa

Otras de las diferencias entre virus y bacterias corresponden a su conformación. Estos microorganismos poseen una estructura y composición muy diferentes, sobre todo las bacterias al ser organismos mucho más complejos.

Para comenzar podemos nombrar la estructura conformacional de los virus, los cuales en su parte externa poseen una cubierta proteica la cual lleva el nombre de cápside, palabra que proviene del latín que significa caja. Dependiendo de la forma o aspecto que tenga la cubierta proteica, se pueden clasificar los virus. Se hace necesario mencionar que algunos virus en su parte externa están cubiertos por una membrana. Igualmente dentro de esta cápside se encuentra el material genético que puede ser una cadena de ARN o de ADN, siendo esta en forma general la composición interna y externa de los virus.

Por su parte, las bacterias, como se mencionó previamente, son mucho más complejas en cuanto a su organización que los virus. Externamente las bacterias presentan una pared celular compuesta por peptidoglicanos, la cual utilizan para proteger el sistema interno y mantener una comunicación constante con su entorno, esta pared celular también se utiliza como método para agrupar o clasificar a las bacterias que junto a la tinción de Gram se puede distinguir entre bacterias Gram positivas y Gram negativas. En su parte interna las bacterias tienen un complejo sistema que trabaja para sintetizar y metabolizar lo que estas necesitan, para ello cuenta con enzimas y estructuras como los ribosomas.

Aunque no está delimitado por una membrana, el ADN bacteriano se encuentra organizado en una región denominada nucleoide y a diferencia de los virus, las bacterias pueden utilizar tanto el ADN como ARN al mismo tiempo.

Diferencias entre virus y bacterias en su nutrición

Otra diferencia entre virus y bacterias tiene que ver con la nutrición, en el caso de los virus no tienen necesidad de nutrirse para poder llevar a cabo su función una vez que están en el interior de una célula y menos durante su inercia, es decir, cuando están en su fase de inactividad y aún no han podido invadir una célula. Para su beneficio utilizan la energía de las células que invaden.

Por su parte, las bacterias tienen necesidades alimenticias para mantenerse con vida, entre los nutrientes utilizados por las bacterias están las proteínas, azúcares y minerales como el calcio, hierro, fósforo. Estos elementos nutricionales pueden variar dependiendo del tipo de bacteria, si utilizan energía de otros organismos son llamadas bacterias heterótrofas, mientras que las que pueden sintetizar su alimento son denominadas autótrofas.

Reproducción viral y bacteriana

Una de las diferencias entre virus y bacterias que está bien soportada, es el mecanismo de reproducción. En el caso de los virus, estos funcionan como parásitos intracelulares, es decir, para poder replicarse necesitan estar dentro de las células. Cuando los virus logran invadir la célula diana, liberan su material genético el cual se va a replicar y utilizando el proceso de síntesis de proteína de la célula que ha invadido, ya que no cuenta con la maquinaria necesaria para realizarlo por sí solo, generan las partículas proteicas que posteriormente se ensamblarán formando nuevos virus.

En cambio, el proceso de replicación bacteriano se da de manera independiente y en cualquier sustrato, ya que esta si cuenta con la maquinaria necesaria para realizar todo el proceso replicativo. Por lo general, las bacterias se reproducen por un sistema denominado bipartición, en el cual una vez que la bacteria ha duplicado su material genético, su citoplasma comienza a dividirse colocando el ADN a cada lado de la división para formar una célula hija idéntica a la progenitora.

Autores consultados

– Arbiza, J. (2006)

– Davis, B.; Dulbecco, R.; Ginsberg, H. (1985)

– Lizarbe, M. (2009)

– López, D. (2016)