Alimentos ¿Qué son? clasificación, tipos, importancia

Alimentos
Artur Verkhovetskiy/sp.depositphotos.com

Los alimentos son sustancias comestibles que según su origen pueden ser de origen vegetal, animal o mineral, y según su estado físico pueden ser sólidos o líquidos.

Estos están compuestos por elementos nutritivos que proporcionan los constituyentes necesarios para mantener en funcionamiento todo el organismo, y dependerá de la combinación que hagamos de ellos para obtener una buena nutrición.

Cabe destacar que los alimentos deben ser manipulados con medidas adecuadas de higiene antes, durante y después de prepararlos, y una gran mayoría deben ser conservados en nevera (4°C) o en el congelador(-18°C) para evitar su descomposición, pues un alimento contaminado o mal conservado puede producir enfermedades.

Clasificación de los alimentos

Los alimentos son clasificados de acuerdo a sus funciones, los nutrientes que poseen, el grado de manipulación y la cantidad de nutrientes que aportan, entre otras. En este contexto, es fundamental el aprendizaje de una clasificación basada en su funcionalidad, debido a que el proceso de alimentación está controlado químicamente por el organismo, a través de señales que generan sensación de hambre o saciedad.

De acuerdo a las funciones que desempeñan, los alimentos se clasifican en: energéticos, estructurales y reguladores.

Los energéticos

Son aquellos que suministran nutrientes energéticos y ayudan a mantener las funciones vitales del organismo, por ejemplo, para que pueda llevar a cabo actividades físicas.

A este grupo pertenecen los alimentos fuente de carbohidratos como las patatas, el azúcar y los derivados de los cereales. Además, de aquellos que aportan lípidos como la mantequilla, las grasas y aceites.

Alimentos estructurales o plásticos

Aportan los nutrientes necesarios como proteínas y minerales, para la construcción, desarrollo y reparación de estructuras y tejidos como los huesos, dientes y músculos.

Forman parte de este grupo, los lácteos, carnes, pescados, frutos secos, legumbres y huevos.

Reguladores

Integrado por alimentos fuente de vitaminas y minerales, como las frutas, hortalizas y verduras.

En la actualidad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) los ha clasificado en función del grado de manipulación industrial y de las características nutritivas que poseen. Así tenemos:

Naturales o sin procesar

Se refieren a aquellos que no han sido sometidos a ninguna alteración, es decir, los que se obtienen directamente de las plantas o animales. Por ejemplo, frutas como la manzana o carnes como el pollo.

Alimentos con procesamiento mínimo

Son aquellos que no han sido procesados, pero que se han limpiado y se les ha removido las partes no comestibles, se han secado, molido, tostado o pasteurizado. Tal es el caso de la harina de trigo.

Productos alimenticios procesados

Son aquellos elaborados por la industria, y son el resultado de adición de sal, azúcar u otros ingredientes comunes de cocina a los alimentos sin procesar o con procesamiento mínimo, con el objeto de preservarlos o cambiarles el sabor. A este grupo pertenecen las frutas en almíbar.

Ultraprocesados

Son productos de las fórmulas industriales fabricadas con una variedad de ingredientes, también contienen ingredientes culinarios.

Se diferencian de los procesados por tener ingredientes no culinarios como la caseína. Este es el caso de las barras de cereales.

Otros tipos de alimentos

Alimentos fuente

Son aquellos de consumo habitual que poseen un alto valor nutritivo y la mayor cantidad de un nutriente, siendo por ello fuente del mismo. Por ejemplo, los lácteos son fuente de calcio.

Alimentos enriquecidos

Son aquellos a los que se les ha adicionado nutrientes esenciales, con la finalidad de contrarrestar las deficiencias nutricionales en una población específica. Por ejemplo, en el mercado se pueden encontrar harinas fortificadas con ácido fólico, hierro o zinc.

Fortificados

También se les ha adicionado algunos nutrientes, sin embargo esta adición realizada por la industria es voluntaria, sin obligatoriedad de Ley. Como sucede con la adición del omega 3 en las galletas u otros productos alimentarios.

Funcionales

Los funcionales contienen sustancias no nutrientes como los compuestos bioactivos flavonas, flavonoides, polifenoles, entre otros, que aportan beneficios específicos para la salud.

Aunque la industria adiciona estas sustancias o elimina las que son perjudiciales, estos compuestos bioactivos se pueden encontrar en los naturales como las frutas y vegetales.

Alimentación y sus tipos

El proceso de la alimentación ocurre de forma voluntaria, debido a que las personas deciden el tipo y la cantidad de alimentos a consumir. En este sentido, el nivel de conocimiento de la autonomía permitirá a un individuo tomar las mejores decisiones en cuanto a su alimentación.

En líneas generales la alimentación debería cumplir estos criterios:

  • Suficiente en el aporte energético.
  • Completa porque proporciona todos los nutrientes que el cuerpo necesita.
  • Variada.
  • Segura para lo cual es fundamental la higiene de los alimentos.
  • Equilibrada.

A continuación se describen los tipos de alimentación:

Alimentación adecuada

Es aquella que se adapta a los hábitos alimentarios, cultura, preferencias y recursos económicos, entre otros. Para lo cual, es necesario tener acceso sustentable y estable de los productos alimenticios.

Además de la disponibilidad a alimentos inocuos en suficientes cantidades para la satisfacción de los requerimientos nutricionales, estos deben ser aceptados por la cultura específica de la población.

Alimentación balanceada

Es aquella que contiene los alimentos de los diferentes grupos (energéticos, estructurales y reguladores) en proporciones óptimas para garantizar el balance de nutrientes que el organismo necesita.

Alimentación equilibrada

Esta se caracteriza por el consumo de un grupo de alimentos que promueven la salud, y disminuyen el riesgo de aparición de enfermedades crónicas asociadas a la alimentación.

Cabe destacar que esta clasificación establece una clara diferencia entre alimento y alimentación, puesto que no existen alimentos adecuados o inadecuados, balanceados o desbalanceados, tampoco equilibrados o no.

Diferencia entre alimento y alimentación

La diferencia entre alimento y alimentación se basa principalmente en que el primero es componente fundamental del segundo. Es decir, el alimento es la fuente principal de los nutrientes, necesarios para los procesos biológicos del organismo. Mientras que la alimentación es el proceso que involucra el consumo de los alimentos.

Sin embargo, algunos autores consideran que la alimentación no se trata simplemente de un proceso de consumo de alimentos preparados o no, sino de un fenómeno de múltiples dimensiones, en el cual interactúan la biología y las respuestas de adaptación a cada lugar y tiempo concreto.

En otras palabras, este proceso se encuentra influenciado por múltiples factores. Por ejemplo, ciertas religiones consideran en sus creencias que los alimentos influyen de forma determinante en la personalidad y el alma de las personas.

Esto significa que tienen la creencia que son fundamentales no solo para la salud física, sino también para tener fuerza espiritual. De ahí que algunas religiones prohíban el consumo de determinados alimentos, influyendo de esta forma en la alimentación de ciertas poblaciones, lo que ha conducido, desde tiempos remotos, a diferencias nutricionales generalizadas en las poblaciones donde se han realizado estas privaciones.

La religión católica en Semana Santa prohíbe el consumo de carnes rojas, asimismo la mayoría de los hindúes no consumen este alimento, ni ninguno que implique el sacrificio de un animal.

Adicionalmente, la alimentación es afectada por otros factores, entre ellos los geográficos, pues es bien conocido que las poblaciones de los países desarrollados tienen mayor disponibilidad alimentaria que las poblaciones de los países en vías de desarrollo.

En definitiva, la diferencia entre alimento y alimentación está basada principalmente en que el alimento es el producto que se consume, mientras que la alimentación es el proceso que involucra diversas etapas, adicionales al consumo del alimento.

Importancia de los alimentos y la alimentación

En cuanto al aspecto salud o enfermedad, es importante comprender la diferencia entre alimento y alimentación, debido a que una alimentación inadecuada representa un factor de riesgo de enfermedades crónicas asociadas, es decir, que una alimentación con excesos de azúcares refinados, harinas, sal y grasas saturadas, presentes principalmente en los alimentos procesados, representan un factor de riesgo de enfermedades como la diabetes, obesidad, hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

En la actualidad, representa uno de los grandes problemas de salud a nivel mundial. Por este motivo, organismos internacionales como la OMS establecen políticas de salud basadas en la promoción de programas de alimentación saludable, que contribuyan con la reducción de las tasas de morbimortalidad.

El trigo pueden producir reacciones no deseables en personas intolerantes al gluten. Esto sucede porque el individuo no lo digiere en forma adecuada. Asimismo, los mariscos o pescados como el salmón pueden producir reacciones alérgicas en ciertas personas, debido a una respuesta del sistema inmune a ciertas sustancias como los alérgenos. Estas reacciones no deseadas inducen al cambio de la alimentación de estas personas, restringiendo el consumo de estos alimentos.

En conclusión, es importante comprender la diferencia entre alimento y alimentación, porque es un hecho que una buena distribución de los mismos durante el día es fundamental para una alimentación saludable. Aunque, en ocasiones, se pueda privar o restringir el consumo de ciertos alimentos, bien sea por creencias o salud, la alimentación no se debe restringirse o prohibirse en forma absoluta, puesto que es fundamental para la vida de los seres humanos.

Referencias

  1. Ascencio, PS. (2018). Fisiología de la nutrición. 2da edición. El Manual Moderno, S.A. de C.V. Ciudad de México, México.
  1. López L, Suárez M. Fundamentos de nutrición normal. Editorial El Ateneo. Buenos Aires. 2017.
  1. Fundación Española de la Nutrición (FEN), 2013. Libro Blanco de la Nutrición en España.
  1. Gil, A. (2010). Tratado de nutrición. Bases Fisiológicas y Bioquímicas de la Nutrición. 2da edición. Médica Panamericana.
  1. Contreras J. Alimentación y Religión. Humanitas, humanidades médicas. 2007; 16: 1-22.

Te recomiendo que visites también este artículo: Qué es la nutrición