Beneficios del consumo de frutas, su contenido nutritivo

Beneficios del consumo de frutas

Introducción

El fruto es el resultado de la fecundación y maduración de la flor de una planta y contiene las semillas, de allí su importancia biológica. A nivel humano existen beneficios del consumo de frutas, los cuales serán objeto pormenorizado en el presente artículo.

Los frutos constituyen diferentes características morfológicas, variedad de colores, texturas, olores, forma, tamaño y consistencia, características que los hacen llamativos para los consumidores primarios, incluyendo al hombre y su ingesta se da a nivel mundial, denominándose como frutas a aquellos frutos que son comestibles y óptimos para el consumo humano, existiendo una gran variedad de ellas, las hay grandes y pequeñas, secas y carnosas, productos de una flor o de varias, algunas incluso se abren por algunas de sus partes y quedan expuestas sus semillas y todas provienen de una planta del tipo Angiosperma.

Los beneficios del consumo de frutas para los seres humanos radica en su composición química, ya que nos brindan propiedades nutricionales que se transforman en beneficios para nuestro cuerpo y por lo tanto, nos generan salud. Por estas razones, entes importantes se encuentran promoviendo el consumo de frutas y verduras y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo diario de por lo menos 400 gramos, que pueden ser distribuidos en cinco porciones.

Veamos más detalladamente el contenido nutritivo de las frutas, así como los beneficios del consumo de frutas para la salud humana.

Contenido nutritivo de las frutas

Las frutas contienen compuestos orgánicos y micronutrientes indispensables para la vida, son ricas en vitaminas, minerales, carbohidratos, lípidos, fibra y agua, además de fitoquímicos (algunos poderosos antioxidantes), pero las cantidades difieren entre los diferentes tipos que existen, y minerales y vitaminas pueden estar presentes o no dependiendo de las especies, además, algunos de estos compuestos pueden variar cuantitativamente en base a las condiciones ambientales del cultivo, cosecha y manipulaciones posteriores en los productos que se obtienen a partir de ellas.

En relación a las vitaminas que podemos encontrar en las frutas, en general, tenemos la vitamina A, las vitaminas del complejo B, vitamina C, vitamina E. Entre los minerales tenemos al cobre, manganeso, magnesio, potasio y zinc.

Los carbohidratos se encuentran en porcentajes que oscilan entre el 1 y el 8% y mayormente tenemos del tipo fructosa, aunque también hay frutas que contienen almidón. Entre los lípidos presentes en las frutas, tenemos grasas mono y poliinsaturadas y representan en total menos del 1 %, pero hay otras que poseen contenidos más altos, como es el coco y el aguacate. Los compuestos nitrogenados y las proteínas también se encuentran en proporciones menores, por lo general entre el 0,1% y 1,5%.

Beneficios del consumo de frutas

A continuación mencionaremos los beneficios del consumo de frutas directamente asociados con su contenido nutritivo:

– El consumo de frutas mejora la salud visual, por su contenido en provitamina A. Las frutas más ricas en estas sustancias son el tomate de árbol, mango, zapote, papaya, cambur, patilla, y en menores proporciones la manzana, el aguacate y la maracuyá.

– Por su aporte en vitamina C (técnicamente denominada ácido ascórbico), es importante para el crecimiento, así como para la reparación de tejidos al formar parte de proteínas como el colágeno; también contribuye a mejorar la absorción del hierro y la cicatrización de heridas. Las frutas con altas cantidades de vitamina C son la guayaba, la maracuyá, la papaya y las cítricas en general, como la naranja, el limón y la mandarina. Sin duda los beneficios del consumo de frutas son relevantes para nuestro organismo.

– La ingesta de frutas proporciona a los seres humanos mejorar la movilización intestinal y disminuir el estreñimiento por su alto contenido de fibra, que dependiendo del tipo de fruta el porcentaje presente puede oscilar entre el 2 y el 9 %.

– El consumo regular de frutas contribuyen a mejorar la presión arterial, además de reducirlos niveles de colesterol y por lo tanto, a disminuir enfermedades cardíacas y cerebro-vasculares.

– En mujeres embarazadas, existen también beneficios del consumo de fruta, toda vez que su ingesta disminuye el riesgo de malformaciones en el feto, como la espina bífida, por su contenido en ácido fólico o vitamina B9.

– El comer frutas de forma habitual igualmente disminuye los riesgos de padecer diferentes tipos de cáncer, como el de estómago, el de pulmón o el cáncer colon-rectal.

– Las frutas ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre, contribuyendo a prevenir enfermedades como la diabetes mellitus tipo 2. Lo que representa otro elemento relevante en cuanto a los beneficios del consumo de frutas.

– Al incorporar las frutas en la dieta también se controla de una manera más óptima el peso corporal del cuerpo, ya que contribuyen a mejorar el metabolismo de las grasas, algunas producen saciedad al momento de consumirlas, haciendo que se consuman menos alimentos o se controle la ansiedad, siendo por lo tanto importantes en personas con problemas de sobrepeso y obesidad.

– Otros beneficios del consumo de frutas se asocian a una mejora relacionada con el funcionamiento a nivel celular, al poseer micronutrientes necesarios para ello, entre los cuales, podemos mencionar al magnesio, que posee importantes funciones como componente de enzimas, así como el potasio y el zinc. Entre las frutas ricas en magnesio tenemos al plátano y la naranja y en menores cantidades en duraznos, uvas, manzanas y peras. El cambur y el tomate también poseen proporciones apreciables de potasio.

– Por último, pero no menos importante, en cuanto a los beneficios del consumo de frutas, es el poder antioxidante que tienen este tipo de alimentos, ayudando a disminuir los radicales libres, lo que se traduce en la prevención del envejecimiento celular.

Referencias bibliográficas

– Arboleda, L.; Duque, M.; Urrea, J. (2013)

– Ministerio de Salud y Protección Social. (2015)

– Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. (2011)

– Rodriguez, M.; Sanchez, L. (2017)

– Santos-Buelga, C.; Tomas-Barberan, F. (2001)