Diferencias entre nutrición y alimentación

Es importante conocer las diferencias entre nutrición y alimentación, cuando se trata de cuidar la salud, pues aunque los términos parezcan iguales y frecuentemente se confundan, en realidad tienen muchas diferencias.

Por ejemplo, en cuanto a la definición, el término nutrición se refiere a una serie de procesos que se producen en el organismo, que implican la ingestión, digestión, transporte, metabolismo y excreción de las sustancias nutrientes y no nutrientes que se encuentran en los alimentos. Es decir, estos procesos tienen la finalidad de transformar e incorporar nutrientes al organismo para la obtención de energía, formación y reparación de estructuras celulares y la regulación del metabolismo. Además de eliminar los desechos metabólicos que pudieran resultar nocivos.

El término alimentación hace referencia al consumo de los alimentos con el objeto de suplir los requerimientos de nutrientes del organismo. Este proceso tiene en cuenta una serie de actividades imprescindibles para que una persona pueda consumir un alimento.

Otras diferencias entre nutrición y alimentación es que la nutrición es una actividad involuntaria y continua, realizada por la célula en todo momento, sin distinguir horario diurno o nocturno y en situaciones de salud o enfermedad. Esto se debe a que los requerimientos de nutrientes en la célula, para su correcto funcionamiento, no cesan en ninguna circunstancia.

En cambio, la alimentación es voluntaria y discontinua o periódica. Además de ser influenciada por ciertos factores como los religiosos, culturales, sociales, geográficos, entre otros. Asimismo influye en la alimentación el estado de ánimo del individuo y las características propias de los alimentos (olor, sabor, etc.). Esta también puede ser afectada, por estímulos externos que provocan diversas respuestas en el organismo, como la necesidad de alimentarse, sensación de saciedad, el rechazo a ciertos alimentos y la conveniencia de interrupción y cambio a una dieta adecuada por enfermedad.

​Etapas de la nutrición y de la alimentación

Se trata de otro aspecto que establece diferencias entre nutrición y alimentación, pues son diversas las etapas de estos dos procesos. En tal sentido, la nutrición se desarrolla por etapas que van desde la ingestión, digestión, absorción, transporte de nutrientes, hasta la excreción de los desechos metabólicos.

En cuanto a la digestión, esta inicia en la boca al masticar los alimentos, luego es posible transformarlos en compuestos más simples, gracias a los ácidos y las enzimas digestivas. Después los nutrientes se absorben en el lumen intestinal y son transportados mediante la circulación sanguínea a los diferentes órganos y tejidos del cuerpo. Por último, los desechos metabólicos son excretados principalmente por la orina.

En contraste, las etapas de la alimentación se basan en la búsqueda, obtención, preparación y consumo de los alimentos. Es decir, a diferencia de la nutrición, la alimentación inicia con la búsqueda y compra de los alimentos.

Posteriormente, estos son preparados en diferentes formas dependiendo de los gustos o culturas, para finalmente ser consumidos.

​Factores que influencian la nutrición y la alimentación

Existen diversos factores que influencian y constituyen significativas diferencias entre nutrición y alimentación.

En el caso de la nutrición, esta puede ser influenciada por el conocimiento, los hábitos alimentarios, la calidad de la dieta, el estilo de vida, la salud general y específicamente la salud intestinal, así como también por los cambios fisiológicos, como la edad, embarazo y la lactancia. Si un individuo no conoce el aporte nutricional de los alimentos, adopta hábitos alimentarios inadecuados, que se caracterizan por la elección de una dieta pobre en nutrientes esenciales y ricas en azúcares refinados, sal y grasas saturadas.

Los anteriores factores, sumados a la poca actividad física, conducen a la pérdida de la salud. En ciertos casos, por ejemplo, en personas con problemas de malabsorción intestinal, el riesgo de deficiencia nutricional es mayor que en las personas que no presentan alteraciones intestinales.

Adicionalmente, los requerimientos nutricionales varían de acuerdo a la edad y aumentan en los estados de gravidez y en la lactancia.

En cambio, los diversos factores que influencian la alimentación van desde los culturales y sociales, los hábitos alimentarios heredados, los económicos representados en el poder adquisitivo. Aunque también cabe mencionar, los psicológicos como los estados de ánimo, los religiosos, debido a que algunas religiones prohíben el consumo de ciertos alimentos, los geográficos porque la disponibilidad alimentaria depende de la zona donde la persona habita y los fisiológicos como la edad.

La alimentación es un hecho cotidiano o periódico complejo. Por lo general, se realiza de tres a seis comidas por día, teniendo en cuenta costumbres y requerimientos fisiológicos. En el caso de los recién nacidos, por ejemplo, comen con mayor frecuencia (ocho veces/día) que los adultos (tres veces/día).

​Sistemas que participan en la nutrición y la alimentación

Otras diferencias entre nutrición y alimentación, las constituyen el conjunto de sistemas involucrados para el desarrollo de ambos procesos. En el caso de la nutrición para que esta se pueda desarrollar eficazmente, requiere del correcto funcionamiento de los diversos sistemas que conforman el cuerpo humano. Entre estos se destacan los sistemas digestivo, intestinal y renal, entre otros.

En contrasentido, el proceso de alimentación depende de sistemas externos al cuerpo humano como los sistemas de producción de los alimentos, aquellos que analizan el mercado y rigen la oferta y la demanda de los productos alimenticios.

Por otra parte, los alimentos deben ser movilizados al sitio de abastecimiento, por lo que requiere de un sistema de transporte, además de establecimientos como distintas tiendas o mercados, donde finalmente son comercializados.

En conclusión, existen marcadas y diversas diferencias entre nutrición y alimentación, desde su definición, las etapas que cumplen, los sistemas que involucran ambos procesos, hasta los factores que la influencian.

Sin embargo, es fundamental tener en cuenta que el proceso de nutrición es regulado por los requerimientos diarios de nutrientes y que estos varían dependiendo del sexo, la edad, la contextura física, entre otros parámetros. En tanto que la alimentación es controlada biológicamente por hormonas que promueven las sensaciones hambre o saciedad.

​Referencias

  1. Ascencio, PS. (2018). Fisiología de la nutrición. 2da edición. El Manual Moderno, S.A. de C.V. Ciudad de México, México.
  1. López L, Suárez M. Fundamentos de nutrición normal. Editorial El Ateneo. Buenos Aires. 2017.
  1. Leal Marcela. Estudio panorámico de vigilancia. Tecnológica e inteligencia competitiva Alimentos funcionales. 1ra ed. Buenos Aires: Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, 2016.
  1. Delbino Carolina (2013). Conocimientos, actitudes y prácticas alimentarias en adolescentes concurrentes al colegio FASTA. Universidad FASTA.
  1. Fundación Española de la Nutrición (FEN), 2013. Libro Blanco de la Nutrición en España.
  1. Gil, A. (2010). Tratado de nutrición. Bases Fisiológicas y Bioquímicas de la Nutrición. 2da edición. Médica Panamericana.
  1. Contreras J. Alimentación y Religión. Humanitas, humanidades médicas. 2007; 16: 1-22.